Index > Home > Química Clínica > Kit para determinación de composición de Cálculos Urinarios

Cálculos Urinarios




Los cálculos urinarios pueden ser hallados en la pelvis renal, los uréteres, la vejiga y la uretra. Se han localizado también en los riñones y, por supuesto, son eliminados por vía urinaria, recogiéndoselos para su análisis. Se clasifican atendiendo a diferentes características: origen, estructura física, composición química, etc.

Aunque no han sido dilucidadas las causas de la generación de los cálculos (cuyo plazo de formación varía entre 3 meses y 3 años), se ha avanzado en cuanto a definir, por lo menos, siete estados que conducen a la litiasis de las vías urinarias, a saber:
1-trastornos metabólicos, como gota o cistinuria;
2-endocrinopatías, tales como hiperparatiroidismo;
3-obstrucción urinaria;
4-infecciones del tracto urinario;
5-isohidruria;
6-metaplasia mucosa, como la que ocurre por deficiencias de vitamina A;
7-condiciones sistémicas tales como deshidratación, excesos dietéticos, excesos en el consumo de drogas y quimioterapia.

A través del estudio de la composición química del cálculo es posible identificar el cuadro que dio origen a su formación y Ilevar a cabo las reparaciones dietéticas y terapéuticas que habrán de corregir o atenuar la enfermedad.
En general, se describen dos tipos básicos de concreciones: sedimentarias y concrecionarias. Los cálculos sedimentarios contienen varios centros de cristalización, con escasa retención de material orgánico: las concrecionarias presentan laminaciones concéntricas alrededor de un núcleo central que, cuando tienen la misma composición del cálculo recibe el nombre de "seudonúcleo", a diferencia de los "núcleos verdaderos", cuya composición química es diferente a la del resto del cálculo.

La incorporación de materia orgánica ocurre durante la etapa de cristalización, habiéndose revelado por procesos histoquímicos que su composición semeja la de la matriz ósea, con asociación de mucopolisacáridos y mucoproteínas analíticamente semejantes a las mucoproteínas urinarias.
Por regla general, los cálculos están formados por una sustancia básica, acompañada por contaminantes que se han ido incorporando; los de pureza absoluta respecto de un componente químico dado no son frecuentes. A partir de los estudios cristalográficos y por difracción con rayos X, se ha podido comprobar que, salvo raras excepciones, los cálculos están constituidos por oxalato de calcio, fosfato de calcio, ácido úrico, fosfato amónico-magnésico y/o cistina. En principio, la presencia de calcio es una constante en casi todos ellos y, estadísticamente, uno de cada tres está formado por oxalato de calcio virtualmente puro.

En realidad, la intención del análisis cualitativo de un cálculo urinario se orienta hacia la indicación de las "predominancias químicas" del mismo, siendo menos importante la información acerca de los contaminantes depositados por precipitación o absorción. Si bien los datos del análisis sólo informan sobre iones, a partir de ellos es posible compaginar la probable estructura del cálculo analizado, teniendo en cuenta a tal fin, la constitución más frecuente de estas concreciones. Para proceder según este razonamiento, debe partirse de la clasificación química más usual de los cálculos urinarios:
1-cistina (esencialmente pura);
2-ácido úrico (constituyente principal);
3-oxalato de calcio "puro" (con sólo trazas de otros constituyentes);
4-oxalato de calcio mixto (acompañado de fosfato de calcio, fosfato amónico-magnésico y carbonatos);
5-fosfato amónico-magnésico (conteniendo fosfato de calcio y/o fosfatos o carbonatos);
6-fosfato de calcio "puro" (con sólo trazas de otros componentes)

En consecuencia, es necesario contar con un procedimiento seguro para identificar los componentes de los cálculos, con el objeto de proveer al médico las herramientas mínimas que le permitan actuar sobre las causas antes mencionadas. CALCULOS URINARIOS BIOPUR es un sistema analítico constituido por reactivos “listos para usar" que permite identificar en un lapso que no excede los 5 minutos todos los componentes de los cálculos urinarios.
Una simple secuencia de reacciones "a la gota", con reactivos estables y específicos da lugar a la producción de reacciones químicas sensibles y de excelente reproducibilidad. Son suficientes 30-50 mg de cálculo pulverizado (inclusive menos cantidad) para que las reacciones de identificación transcurran nítidas e inconfundibles a la observación del analista.

Se ha procurado seleccionar, para cada constituyente en estudio, la reacción química caracterizada como la que menos interferencia acuse, conjugando sensibilidad y especificidad al servicio de un diagnóstico exacto.
Fundamentos

CALCULOS URINARIOS BIOPUR está compuesto por reactivos desarrollados para que el analista pueda compatibilizar los datos obtenidos de modo de informar aquella "predominancia química" que se mencionara. Esto es, se ha regulado la sensibilidad para que las trazas de componentes produzcan reacciones tan débiles (e inclusive no acusen reacción) de modo que no se enmascare la composición fundamental del cálculo.

De este modo, un cálculo de fosfato amónico-magnésico analizado con el equipo acusará reacción fuertemente positiva para fosfato, amonio y magnesio; en cambio, pequeñas cantidades de calcio, oxalatos y ácido úrico que puedan estar presente no reaccionarán o lo harán débilmente. De esta manera, el analista cuenta con medios para determinar semicuantitativamente la estructura de la concreción.

El análisis de cistina es pertinente solamente cuando los demás ensayos resultan negativos ya que, producto de un dismetabolismo, el cálculo está formado fundamentalmente por este compuesto. La presencia de otras sustancias se atribuye exclusivamente a mecanismos de sedimentación (absorción) sobre la cistina.

Muestra
El cálculo sometido a examen debe ser cuidadosamente lavado con agua destilada: (eliminación de fibrina y restos de sangre adherida) y secado entre papeles de filtro.

El examen físico se realiza de la forma habitual (descripción de peso, tamaño, forma, estructura, consistencia, tipo de superficie, etc.).
Para el examen químico se muele el cálculo en un morterito, reduciéndolo a polvo muy fino. Huelga recomendar una cuidadosa maniobra en la molienda, en razón de la frecuencia con que se presentan cálculos de extrema dureza, susceptibles de proyectarse cuando se lo presiona con la mano del mortero. Un procedimiento riguroso consiste en cubrir parcialmente la boca del mortero en la primera etapa de la operación con un lienzo o una lámina de polietileno.

Una parte del polvo de molienda se destina al análisis, reservándose el resto para ser utilizado en caso de pérdida accidental de muestra o para confirmar algún ensayo.

Composición del equipo: (Reactivos Provistos)
Reactivo para Fosfato. - Molibdato de amonio en medio nítrico.
Reactivo para Amonio. - Nessler estabilizado s/Analar.
Reactivos para Magnesio.
A - Solución EDTA sódica concentrada.
B - Amarillo titán en solución hidroalcohólica.
Reactivos para Calcio.
A - Solución EDTA sódica diluida.
B - Acido calcontricarboxílico.
Reactivos para Oxalato.
A - Resorcina.
B - Acido sulfúrico concentrado (de uso corriente, densidad 1,84; concentración 95% P/P): no provisto en el equipo
Reactivos para Acido Urico.
A - Solución de carbonato de sodio.
B - Reactivo fosfotúngstico.
Reactivos para Cistina.
A - Nitroprusiato-sulfito sódicos.
B - Buffer NH4Cl/NH4OH, pH 10.
Reactivos auxiliares.
HCI 1,25 molar.
NaOH 6,25 molar.
Polvo de cálculo (CONTROL POSITIVO ARTIFICIAL).

Accesorios: Palillos plásticos para mezcla y medida de reactivos en polvo.

Reactivos no provistos en el equipo
Acido sulfúrico concentrado (de uso corriente, densidad 1,84; concentración 95% P/P)

 

Aplicaciones
Areas Generales
+ info
+
+
+